¡Hasta el 29 de febrero!

Todas nuestras tarjetas regalo 14% off con el código TFWVALENTIN

0
Subtotal: 0,00 
No hay productos en el carrito.

Cuando se te enciende la luz roja (de la ansiedad)

Preocupación excesiva, inquietud o nerviosismo, cansancio, irritabilidad, problemas para dormir, evitación de situaciones, problemas de respiración, inseguridad…

Nuestro día a día nos come por dentro y si padeces alguno de estos síntomas o todos ellos es que a lo mejor deberías acudir a un experto a tratar tu ansiedad. Sí, ansiedad. ¿Palabra tabú?

Se trata del problema de salud mental más frecuente en España. Según datos estadísticos del Ministerio de Sanidad, está afectando al 6,7% de la población (sólo los diagnosticados).  Los datos de los centros de salud revelan que las mujeres lo sufren casi el doble que los hombres (8,8% frente a 4,5%) y que su frecuencia es relativamente estable entre los 35 y 84 años.

La ansiedad es, actualmente, uno de los motivos más frecuentes de consulta en las clínicas de psicología. ¿Qué es la ansiedad? ¿Es peligrosa? ¿Es lo mismo que el estrés? ¿Estamos delante de una enfermedad mental? ¿Tiene tratamiento? Y lo más importante: ¿me puedo curar de mi ansiedad?

Para The Face Workout®, la salud mental es clave para cuidarnos y cumplir años de una forma saludable. Hoy, hemos querido abordarla de la mano de Araceli Gutiérrez, licenciada en Psicología Clínica (UB), Sexóloga Clínica, Terapeuta de pareja, Hipnoterapeuta, Terapeuta Gestalt y Escritora.

Sin ansias, ¿qué es la ansiedad?

La ansiedad básicamente es un mecanismo defensivo, un sistema de alerta ante situaciones consideradas amenazantes. Es un mecanismo universal, se da en todas las personas, es normal y adaptativo, mejora el rendimiento y la capacidad de anticipación y respuesta. La función de la ansiedad es movilizar al organismo, mantenerlo alerta y dispuesto para interferir frente a los riesgos y amenazas. La ansiedad, pues, nos empuja a tomar medidas convenientes, (huir, neutralizar, afrontar, adaptarse, etc.), según el caso de la naturaleza del riesgo o peligro. El ser humano desea lo que tiene y desea conservar lo que tiene.

“Araceli es una profesional resolutiva, no se pierde por las ramas”. No lo decimos nosotros, lo dice una de sus muchas pacientes que alaba su forma de trabajar directa y sin tabúes.

Araceli 2

Siempre en alerta

Para la psicóloga la ansiedad es un mecanismo adaptativo de nuestro cuerpo. Ante una situación de “peligro” nuestro cuerpo reacciona y nos mantiene en alerta. A priori, la ansiedad, pues, no es ninguna enfermedad o problema de salud. Sin embargo, muchas veces, este mecanismo funciona de forma alterada, es decir, produce problemas de salud y, en lugar de ayudarnos, nos incapacita. De repente dejamos de tener esa ansiedad normal para tener crisis continuas con síntomas que a veces, no solo nos asustan y nos confunden, (la taquicardia, ahogos o dolor en el pecho pueden hacernos creer que tenemos algún problema cardiológico), sino que nos sentimos perdidos, paralizados y con miedo.

Para Araceli la ansiedad es una lucecita que se enciende para que te des cuenta que algo en tu vida o en ti no funciona. “No te pelees con ella, sé que cuesta, pero es una batalla perdida de antemano, préstale atención, te habla, aunque de entrada no entiendas su lenguaje. Escúchala atentamente y mira que te quiere decir”.

¡Voy a cumplir 50! ¿Y ahora qué?

Aunque la ansiedad no tiene edad, es cuando nos acercamos a los 50 que nos volvemos más propensos a ella. Y, precisamente, uno de los libros que más te podemos recomendar de Araceli Gutiérrez es su libro ¡Voy a cumplir 50! ¿Y ahora qué?

En él hace una reflexión sobre la llegada de los cincuenta, un momento para hacer balance y en el que todo balancea…:

Es hora de que, si quedan algunas heridas abiertas, las cierres. A lo mejor es el momento de despedirte de alguien que te dejó dolorida y perdida o de ser lo suficientemente valiente para cerrar esa puerta que siempre dejas entreabierta por si vuelven a picar.

 

¡VOY A CUMPLIR 50! ¿Y AHORA QUÉ?

De empezar un nuevo duelo, o de terminarlo. Quizás es hora de quitarte esa venda de los ojos que te tiene ciega y que veas de una vez lo que tienes delante. A lo mejor no te gusta y por eso te aferras a esa venda para que todo tu ser se ahorre el sufrimiento. A lo mejor, ya sin venda, puedes mirar de verdad y ver, por primera, vez lo que está frente a ti y que apenas ves. O quizás, la vida te ha dado tantos regalos, que llegas a esta edad llena de agradecimiento. Es hora de hacer balance sí, pero un balance diferente. Es hora de que te mires por dentro…”.

Así empieza uno de los capítulos de este libro donde encontrarás ejercicios en cada uno de ellos.

¡Voy a cumplir 50! ¿Y ahora qué?” te hará de espejo y te ayudará a seguir creciendo, a conocerte, a poner nombre y orden a lo que sientes y piensas desde tu ser global, cuerpo, mente y emoción. A darte cuenta que no es lo que te pasa a esta edad, sino qué haces con lo que te pasa. ¡Y nos pasan muchas cosas!