¡Esta primavera prueba nuestro workout 30’ FAQ mask con luz LED!

Luz verde antimanchas y cyan antiinflamatoria

0
Subtotal: 0,00 
No hay productos en el carrito.

¿Entrenar los músculos de la cara puede restar años a tu apariencia física?

Diariamente hacemos gestos inconscientes que envejecen, tensionan y pueden provocan malestar en nuestro cuello y rostro, pero muchas coses pueden corregirse mediante el yoga facial.

Entrenar los músculos de la cara no sólo te permitirá tonificar la musculatura, sino que también vas a obtener un mayor bienestar y relajación en el rostro, para eliminar el estrés, la tensión acumulada o los signos de envejecimiento más marcados.

Se trabaja la flacidez, las arrugas más profundas, los volúmenes e incluso dolores provocados por el estrés o malas posturas en la cara, el cuello o la mandíbula. Con sesiones de menos de una hora, se obtienen grandes resultados, ya que además de entrenar los músculos de la cara, también se emplean aceites hidratantes de marcas punteras como Sublime Oils y accesorios como Theraface, que ayudan a conseguir mejores resultados en cada una de estas sesiones de autocuidado.

Con el entrenamiento facial se descontractura y se relaja no sólo el rostro, sino también la mandíbula y las cervicales. De hecho, incluso puedes mejorar la postura, que te aportará un mayor bienestar en el cuerpo y es que, uno de los grandes beneficios del cuidado facial es que puedes combatir problemas de apertura de la boca, contracturas e incluso prevenir parálisis faciales.

Al entrenar los músculos de la cara, conseguirás un rostro firme, luminoso y más joven y podrás corregir las arrugas del contorno de los labios o del el entrecejo, la falta de volumen, etc. Al entrenar la cara conseguirás una mirada joven, labios con más volumen, evitarás el exceso de papada, conseguirás un cuello más joven, evitarás el exceso de bolsas en los ojos, etc. Entrenar la cara mejora la circulación, aumenta el brillo de la piel, reduce ojeras o las temidas patas de gallo.

Además de la mejora estética... ¿Qué otros beneficios tiene entrenar los músculos de la cara?

Entrenar los músculos de la cara favorece el aporte de nutrientes y de oxígeno en las células, porque mejora la circulación sanguínea, contribuye a reafirmar el tejido cutáneo y a tonificar la musculatura del rostro. Esto se traduce en una lo que se conoce, como lifting natural. De hecho, tiene un efecto drenaje linfático, que promueve la regeneración celular, previene la aparición de arrugas faciales, mantiene la elasticidad y movilidad de los músculos cutáneos e impide que el rostro quede flácido. También elimina la tensión del rostro y de la cabeza, minimizando los dolores de cuello, de cabeza y hasta de mandíbula.

Entrenar la cara puede suponer, no solo una mejora para la piel y el rostro, sino que puede mejorar la corrección postural y ser un proceso rehabilitador, que te aportará un gran bienestar en el rostro y en tu cuerpo.