¡Hasta el 29 de febrero!

Todas nuestras tarjetas regalo 14% off con el código TFWVALENTIN

0
Subtotal: 0,00 
No hay productos en el carrito.

María Barrientos, del ballet clásico a entrenadora de famosos

Ya en el rinascimento de Michelangelo o Donatello la harmonía era apreciado como lo más bello. De ahí que, en el mundo de la danza, la disciplina y la expresión artística se unen en un armonioso equilibrio. Los bailarines no solo son atletas excepcionales, sino también artistas que transmiten emociones a través de sinuosos movimientos elegantes y precisos.

 

De bailar clásico, de disciplina y armonía podría nos podría hablar un buen rato la protagonista de nuestro artículo, María Barrientos, bailarina profesional y entrenadora de famosos con un método único y revolucionario.

Quien también tiene un método revolucionario es The Face Workout, la primera marca en España ofreciendo esta experiencia única de entrenamiento facial. Una combinación de masajes y entrenamiento para tonificar y tensar los más de 45 músculos olvidados de la cara.

Una agenda que vale oro

Entrevistamos a María, después de distintas intentonas. Su agenda destila éxito. Ni ella misma se cree la alta demanda que están teniendo sus clases.

Recientemente afincada en Barcelona, podemos disfrutar de su método en su centro Concept Barre; en distintos clubs privados (en sesiones totalmente personalizadas) y, desde su propia plataforma online:

 

Precisamente, rehúye al hablar de su agenda. Para ella, todas sus clientas son iguales y se merecen el mismo trato, independientemente si son un personaje público…

María es estructurada, muy segura de sí misma, tiene las ideas muy claras. Tan claras, que la llevaron a impulsar un giro de 360 grados en su vida.

Su historia puede parecer una de tantas, fruto de un anhelo de libertad en plena pandemia. Lo dejó todo para dedicarse realmente a su vocación. Después de terminar una brillante carrera como bailarina profesional de ballet, decidió dedicarse al mundo de la empresa, pero en pleno confinamiento por la Covid se dio cuenta que lo suyo era otra cosa.

Cuerpo en harmonía

Los entrenamientos en la danza ofrecen una combinación única de fuerza, flexibilidad y coordinación, y van más allá de los límites físicos, conectando el cuerpo y la mente en un abrazo sincronizado. Después de pasar por distintos clubs de fitness, como usuaria, María detectó un vacío: “veía muy poco respeto para el cuerpo”, nos cuenta. Entrenamientos con muy poca calidad técnica, sin tener en cuenta las transiciones entre ejercicio y ejercicio; sin fijarse en la postura del torso, olvidando las respiraciones y sin tener en cuenta la elegancia de los movimientos.

No en vano, a María, “la Barrientos”, para su comunidad de seguidores, echó de menos la disciplina de sus entrenamientos como bailarina profesional. 

Los bailarines someten sus cuerpos a una rigurosa rutina de entrenamiento físico que incluye ejercicios de fuerza, resistencia y flexibilidad. Además, la danza exige una concentración mental extrema y una comprensión profunda del movimiento y la expresión.

Barrientos también se formó en Matt Pilates y, de su faceta de humilde soñadora, pronto sacó lo mejor de sí misma para crear su propio método de entrenamiento, inspirado en la harmonía de la danza, pero en las últimas técnicas del mundo del fitness y pilates.

Los entrenamientos en la danza son conocidos por desarrollar una fuerza y una flexibilidad impresionantes. Los bailarines realizan ejercicios específicos para fortalecer sus músculos principales y estabilizadores, lo que les permite ejecutar movimientos acrobáticos y poses desafiantes con gracia y control. La práctica constante de la danza también mejora la flexibilidad del cuerpo, aumentando el rango de movimiento de las articulaciones y promoviendo una postura adecuada.

Aporta o aparta

María se considera una persona que le gusta estar en constante aprendizaje, rodearse de quién le puede aportar. De ahí que llegue a fraguar una relación tan personal como profesional con sus clientas. “Llegamos a crear un vínculo. Puedo ver en mis alumnas, como realizan los ejercicios si han tenido un buen o mal día… y ellas en mí”, murmura.

Y, es que, uno de los aspectos más fascinantes de la danza es la profunda conexión entre el cuerpo y la mente. Los entrenamientos en la danza van más allá del ejercicio físico, ya que requieren una atención y una conciencia constantes del cuerpo en movimiento. Los bailarines aprenden a escuchar y responder a las señales de su cuerpo, lo que les permite ajustar su técnica y expresión en consecuencia. Esta conexión íntima entre el cuerpo y la mente puede aplicarse a la vida diaria y al deporte, ya que nos ayuda a sintonizar nuestros movimientos y a mejorar nuestro enfoque mental.

Para la Barrientos entrenar mejora nuestro estado de ánimo. “Es un momento para ti”, señala. De hecho, sus entrenamientos son una máquina de producir endorfinas y de acelerar el metabolismo basal (el encargado de generar energía en nuestro cuerpo).

Entrenar con María es sentirse bien, sentirse en paz con uno mismo. Sus entrenamientos ofrecen una experiencia holística que va más allá de la mera actividad física.

Terminamos nuestra charla hablando de comida. Se declara poco amante de dietas, ni de ejercicios exprés. Está claro que lleva en su ADN la constancia de los más grandes de la danza. “Haciendo ejercicio, nuestro cuerpo regula la ansiedad con la que comemos y nos engordamos. Tenemos que comer de todo, con moderación y sentido común”, concluye.

María se marcha corriendo al próximo entreno, como no puede ser de otra manera. Pero antes nos confiesa que tiene que pasar por una oficina de Correos: “No quiero renunciar a mi derecho a voto. Voy a votar por correo (…). Nuestros abuelos lucharon y dieron su vida para que nosotros pudiésemos votar.”

Maestra.

Entrena tu cara como entrenas tu cuerpo. Si quieres saber más sobre María Barrientos y su método te invitamos a ver en nuestros directos. Únete a nuestra comunidad. Únete a The Face Workout.